Revista GLOBAL


Es imposible negar mi fascinación por el libro de Maurice Sánchez. Quizás cierto fetiche personal por el «libro objeto» me llevó a amarlo de inmediato. Quizás también fue por saber que el libro, prolijamente empaquetado, había sobrevolado todo el continente para llegar a mis manos. Y este viaje no es poco significativo: los miles de kilómetros que separan la República Dominicana de Argentina son también una distancia cultural insoslayable. ¿Cómo es el Caribe? O mejor dicho, hojeando el libro, me pregunto: ¿Cómo escribir sobre el Caribe? El Caribe es, en la visión rioplatense, ese paraíso insular, utópico, un lugar fantástico donde el verano es eterno, el mar cristalino y su gente sonriente y amable.

Un lugar primigenio y pacífico donde la vida simplemente transcurre bajo la cálida sombra de las palmeras y al son de alguna alegre canción. Allí, al Caribe, es adonde queremos ir para escapar de nuestra ajetreada vida cotidiana. ¿Cómo sortear esa distancia imposible que nos separa y hablar de aquellas islas lejanas? Maurice Sánchez, con su increíble recopilación de fotografías, consigue que desde la lejana Mar del Plata podamos viajar por esa isla misteriosa y conocer, en esa travesía, sus personajes, su cultura, su forma de entender lo cotidiano. A cada página, la República Dominicana se va abriendo ante nuestros ojos y nos muestra la complejidad de su cultura y las formas de representación de una identidad con matrices culturales muy ajenas a las del viajero-lector del Cono Sur del continente. Las gráficas nos trasladan a un Caribe profundo. Funcionan como un disparador para otras reflexiones acerca de la identidad, ya que visibilizan la vida cotidiana, los intereses del dominicano, sus sueños, sus representaciones de la feminidad y la masculinidad.

El libro se inunda de imágenes sexuales, de cuerpos femeninos moldeados a gusto del observador. Las calles están colmadas de una sensualidad que haría sonrojar a la encorsetada moral argentina. En estas fotos vemos la forma en la que un pueblo entiende la sensualidad e instala símbolos a su alrededor. En esos cuerpos voluptuosos se inscriben los signos de una cultura. Estas gráficas callejeras aquí compiladas nos dejan adentrarnos en la cultura popular, en el espíritu dominicano que busca visibilizarse a sí mismo y, con suerte, ayudar a desentrañar el misterio que rodea el sentido de «lo nacional». Son fragmentos de una identidad colectiva que nos acercan, al menos un poco, a eso que tratamos de entender como la condición del ser dominicano. El flow que Sánchez retrata, y que tan bien describe Miguel Mena en su lúcido prólogo, atraviesa el tiempo y el espacio y se desborda de las páginas del libro. Nos bombardean los productos, los platos típicos, los rostros. El trópico estalla en nuestras manos. Imposible no sentir el sol, la música, los colores. Nuestros ojos saltan de página en página en un viaje frenético y acalorado. Hay una ineludible carga de humor en las pinturas, de cierta manera propia de los barrios y que es denominador común de todos los pueblos latinoamericanos. Las calles tienen sus lenguajes propios, desafiantes, desestabilizadores. Los barrios encuentran por sí mismos la forma de expresarse y de manifestar sus sueños y sus deseos; anhelos que, muchas veces, solo pueden materializarse en una pintura tosca en una pared perdida: «Los Air Jordan como pivote para los milagros modernos». El libro de Maurice Sánchez nos acerca a esa zona donde lo tradicional y lo urbano confluyen, a una hibridez cultural compleja, llena de aristas y fisuras; nos muestra a lo lejos una parte de ese espíritu, y sentimos, por un momento, estar comprendiendo ese escurridizo misterio tropical. Nuestra travesía termina en la última página y nos quedamos con ganas de más, no queremos que la aventura finalice. Quizás nunca podamos develar el misterio tropical, ese inasible que desde los estudios culturales siempre creemos estar a punto de atrapar, de aprehender de un minuto a otro, pero que indefectiblemente vuelve a escaparse. Como extranjeros, debemos aceptar que esas islas, que soñamos paradisíacas, siempre conservarán un secreto que nos está prohibido conocer.


Leave a Comment

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Global es una publicación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo y su Editorial Funglode. Es una revista bimestral de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las reflexiones sociales y culturales, acorde con el pensamiento y la realidad actual, elevando de este modo la calidad del debate.

© 2023 Revista GLOBAL. Todos los derechos reservados. FUNGLODE.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00