Revista GLOBAL

[custom_translate_tts_widget]

Ámbito cultural El Museo Nacional Dominicano

by Orlando R. Martínez
123 views

Al descubrir sus raíces griegas y romanas durante el Medioevo, nació entre los europeos el deseo de coleccionar piezas procedentes de la época dorada de aquellas culturas. Dado que en la Italia de entonces residían las familias más ricas del continente, y estaba también la sede de la Iglesia católica —religión monopólica del continente—, era natural que el Sumo Pontífice, así como nobles y poderosos locales, fueran los primeros grandes coleccionistas de pinturas y esculturas clásicas.

En la nueva actividad se destacó la ciudad de Florencia y en ella la familia Médici. Roma la imitó prontamente. En 1471 el papa Sixto IV trasladó los bronces lateranenses al Capitolio para luego enriquecer su colección hasta formar el Museo Capitolino, el más antiguo del mundo moderno.1 El papa Julio II (sobrino del anterior) empezó en 1506 una grandiosa colección de esculturas que daría origen al Museo del Vaticano, el segundo de su tipo en la historia moderna. A los papas les siguieron cardenales y nobles, demanda que motivó fuertemente las excavaciones locales.

Con el descubrimiento de nuevas tierras por parte de Cristóbal Colón, a partir del siglo XVI plantas y animales exóticos se sumarían a la lista de objetos coleccionables, así como reliquias religiosas, armas y minerales. Estos se almacenaban en espacios habitables de mansiones o palacios y eran llamados «gabinetes de curiosidades», «cuartos de arte» o «cuartos de maravillas».3 A la tendencia se sumarían comerciantes y científicos.

Rudolf II, emperador del Sacro Imperio Romano de 1576 a 1612, fue uno de los mayores mecenas y coleccionistas de arte de su tiempo. Al mover la capital de Viena a Praga en 1583, creó un gabinete de curiosidades que contenía la colección más impresionante del momento y la mayor colección de manierismo nórdico4 jamás creada. Contenía espadas, relojes, instrumentos musicales, astrolabios, compases, telescopios e instrumentos científicos diversos. Era, quizás, el único con orden enciclopédico para la época. Pero hasta este momento las colecciones de arte, antigüedades y objetos curiosos, con su conocimiento implícito, eran privadas y, por lo tanto, de acceso restringido.

En 1624, el filósofo inglés Francis Bacon propugnó la masificación del conocimiento en su novela utópica Nueva Atlantis, en la que presentó La Casa de Salomón, una institución capaz de albergar todas las cosas que el hombre podía desear, ver y estudiar. A partir de aquí la «democratización» de las colecciones empezó a ganar terreno y en 1660 la Armería Real de Londres abrió sus A Ámbito cultural El Museo Nacional Dominicano Detallado relato del proceso histórico universal de conformación de museos nacionales y el origen de las piezas que sirvieron de insumos para los mismos. Con detalles minuciosos, se enumeran los distintos museos que fueron puestos a disposición del público con el aporte de colecciones privadas, eclesiales y familiares, para concluir con la casi desconocida historia del surgimiento de los primeros museos dominicanos y, específicamente, el Museo Nacional, durante el Gobierno del presidente Horacio Vázquez. 104 puertas al público, transformándose en el primer museo público de Inglaterra.

En 1661, la Universidad y el Ayuntamiento de Basel (Suiza) compraron el gabinete de curiosidades de la familia Amerbach y lo abrieron al público en 1671.5 La tendencia de museos públicos se fortaleció en 1677 cuando Elias Ashmole regaló su rica colección de objetos a la Universidad de Oxford (Inglaterra). La misma estaba compuesta de libros, grabados, monedas antiguas, minerales y especímenes zoológicos. La institución se llamaría Museo Ashmolean de Arte y Arqueología, y ostentaría el pomposo título de Primer Museo Universitario del Mundo. Sus puertas se abrieron al público el 24 de mayo de 1683.

En 1694, el abate Jean-Baptiste Boisot, poco antes de morir, regaló su colección de manuscritos, medallas, libros, cuadros y bustos a los monjes benedictinos de la ciudad de Besanzón, con la condición de que el público pudiera apreciarla dos veces a la semana. Gracias a la acción, éste pasó a ser el primer museo público de Francia.

El zar ruso Pedro el Grande visitó al anatomista y botánico Frederik Ruysch y al comerciante Levinus Vincent, ambos holandeses, en 1697, y recibió una fuerte impresión de sus colecciones anatómicas humanas y animales, que le inspiraron a imitarla. En 1716 Pedro fundó el gabinete de curiosidades minerales basado en la colección de 1,195 unidades compradas al médico polaco Gotvald.8 En 1717 Pedro fundó el Kunstkamera, el primer museo formal de Rusia, abierto al público una vez se terminó el edificio que lo albergaría, en 1727.

El elector de Sajonia10 Augusto El Fuerte participó de la tendencia cultural fundando el Baúl Verde (Grünes Gewölbe) en 1723, el cual exhibiría una rica colección de piezas que abarcaban desde el clasicismo al barroco. Para tal fin mandó acondicionar dos espacios en el castillo de Dresden: Pretiosensaal y Eckkabinett.

En 1737, la gran duquesa Ana María Luisa de Medici donó al Gobierno de Tuscana la colección de su familia, que se presentó al público oficialmente en 1765, en la Galería Uffizi.

La colección de curiosidades sería casi una obsesión para el fisiólogo y naturalista inglés Hans Sloane, quien adoptó antigüedades de Egipto, Roma, Grecia, Oriente y las Américas, así como 7,000 manuscritos y 40,000 libros, hasta llegar a la increíble suma de cerca de 71,000 objetos. El mismo año de su muerte (1753), deseando la preservación de su colección después de su partida, la negoció con el rey Jorge II por 20,000 libras esterlinas, para que fuera apreciada por la nación. La ley que fundaba el Museo Británico fue ratificada por el monarca el 7 de junio de 1753, el cual abrió al público el 15 de junio de 1759. La nueva institución era un adelanto para la época por ser nacional, gratuita, decidida a coleccionarlo todo, y no era propiedad de la realeza ni de la Iglesia católica.

Caterina la Grande, emperatriz de Rusia, empezó su colección de arte y objetos en 1764, con apenas dos años de reinado, comprando más de 200 cuadros al comerciante Johann Ernst Gotzkowsky, quien la había desarrollado originalmente para el rey Federico II de Prusia, pero luego rehusó comprarla. En lo adelante la emperatriz adquiriría grandes colecciones: la del estadista alemán Heinrich von Brühl —de 600 cuadros— en 1769; la del coleccionista de arte Pierre Crozat en 1772; la de Robert Walpole, primer conde de Orford, en 1779; en 1781, la de Count Boudouin; en 1787, la colección de esculturas del banquero inglés Lyde Browne, compuesta mayormente por mármoles de la Roma antigua, y una de las mayores colecciones de antigüedades del momento. La dedicación y posición económica de Caterina le permitieron adquirir durante su vida 4,000 pinturas, 10,000 dibujos, 10,000 joyas grabadas, 16,000 monedas y medallas, 38,000 libros y tantas piezas de historia natural que llenaban dos galerías. La grandiosa colección fue la base del Museo Hermitage, uno de los mayores del mundo.

Inspirados en el Museo Británico, en la otrora colonia inglesa de Carolina del Sur (hoy Estados Unidos) la Sociedad Bibliotecaria Charleston fundó el Museo Charleston en 1773, el primer museo del continente americano.

Antes de terminar el siglo XVIII, la tendencia cultural se enriquecería aún más con la participación del banquero y comerciante de tela holandés Pieter Teyler van der Hulst, quien murió en 1778. En su testamento ordenó utilizar su colección de objetos y una parte de su fortuna para fundar un instituto especializado en el arte contemporáneo y la ciencia. El primer director del Museo Teyler decidió crear un centro educativo basado en el revolucionario ideal de la Ilustración, o sea, que el individuo era capaz de descubrir el mundo por él mismo, sin la coerción del Estado o la Iglesia católica. Para este fin se propuso colocar bajo un mismo techo los elementos representativos del saber: libros, dibujos, fósiles, minerales e instrumentos científicos. En la institución no sólo era posible leer, sino que también el público podía hacer experimentos científicos.

Después del traslado de la Universidad de Nápoles del Palacio de los Estudios Reales en 1777, el rey Fernando IV mandó restaurar el edificio para que fuera sede del Museo Real y la Biblioteca Real, que contendrían las colecciones de Carlos III de España y las colecciones arqueológicas de Estabia, Herculano y Pompeya, y adquirirían la forma del museo moderno en 1790.

En Francia, el Museo del Louvre motivó la participación del propio Napoleón para su creación y enriquecimiento. Se abrió el 10 de agosto de 1793. Deseoso de enriquecer el nuevo edificio, el emperador francés pactó con el papa, en la tregua de Bolonia, la entrega de 100 bustos, cuadros, estatuas y vasos escogidos por los comisarios galos, entre los cuales se encontraban, de manera expresa, el busto de bronce de Junio Bruto y el de mármol de Marco Bruto, ambos del Capitolio, además de 500 manuscritos, también elegidos a voluntad. El pacto se firmó en el Tratado de Tolentino en febrero de 1797.

Las campañas egipcias de Napoleón de 1798 a 1801 dieron un gran impulso a la fuerte tendencia de curiosidad por los objetos naturales y arqueológicos, inspirando a sus contemporáneos a estudiar a los todavía misteriosos imperios orientales.

Siguiendo las instrucciones de Napoleón, sus generales enviaron a París varias colecciones privadas, entre las que destacaban las del cardenal Albani y la del duque de Braschi. En 1806 Napoleón compró a su cuñado el príncipe Camilo Borghese su colección privada. En lo adelante, bajo la dirección de Denon, se compraron o adquirieron bajo las armas colecciones de las grandes ciudades europeas.

Con 21 años de edad, el joven Henry Thomas de la Beche se unió a la Sociedad Geológica de Londres. Su insaciable sed de conocimiento en la materia lo convirtió en activo coleccionista e ilustrador de fósiles. En su afán realizó excavaciones en Inglaterra, Francia, Jamaica y Suiza. Durante un trabajo de campo en Cornwall y Devon, al suroeste del Reino Unido, le llegó la idea de que la nación debía poseer un mapa geológico de la isla, además de una colección de sus minerales, con el objetivo de preservar, inspirar y ayudar al desarrollo de su industria minera. Las gestiones de De la Beche dieron como resultado el Departamento de Geología de Gran Bretaña, en 1835, del cual fue su primer director. También fundó el Museo Práctico de Geología en 1837, cuya biblioteca se inauguró en 1843, mayormente con donaciones del propio Henry.

El Imperio portugués se unió a la tendencia organizando las Colecciones de Ajuda, compuestas por material recogido por expedicionarios nacionales, y posteriormente ofrecidas a los reyes como regalo. En 1836 se sumaron a las colecciones de la Academia de Ciencias y en 1858 se reunieron en la Escuela Politécnica con el nombre de Museo Nacional.

El Marqués Giacomo Doria, apasionado naturalista y herpetólogo18 italiano, fundó en 1867 el Museo Cívico de Historia Natural en la ciudad de Genoa, del que fue además director hasta el día de su muerte. La colección crecería con los especímenes del propio fundador, descubiertos en zonas tan lejanas como Irán y Myanmar; también, con las piezas del naturalista Luigi Maria D´Albertis, especialmente reptiles. El zoólogo Leonardo Fea aportaría aves e insectos de Burma, golfo de Guinea, África Occidental portuguesa y las islas de Cabo Verde. El malacólogo,19 arqueólogo y palentólogo Arturo Issel aportó especímenes de África Oriental.

El estudiante de zoología Albert Smith Bickmore soñó con un museo de historia natural en la ciudad de Nueva York para el cual obtuvo el apoyo de personalidades locales. El gobernador del estado, John Thompson Hoffman, firmó la ley que daría personalidad jurídica el 6 de abril de 1869 a la institución, que se llamaría Museo Americano de Historia Natural. La colección original se enriquecería con los lepidópteros de Hoffman, los esfíngidos de Jesup, así como con las colecciones de J. P. Morgan y James Hall.

Con la fundación de la ciudad de La Plata en 1882 como nueva capital de la provincia de Buenos Aires (Argentina), se fundó el Museo de La Plata, especializado en ciencias naturales, en 1884, que absorbería el Museo Arqueológico y Antropológico y abrió sus puertas al público el 19 de noviembre de 1888, en el sexto aniversario de la fundación de la ciudad. El edificio se construyó en una de las zonas más científicas del país: cerca del Jardín Zoológico, de la Facultad de Veterinaria y del Observatorio Astronómico. El piso bajo alojaba las colecciones de antropología, cristalografía, mineralogía, paleontología y zoología; mientras en el piso alto sobresalía la arqueología y la indumentaria de los indios sudamericanos. El prestigio de la institución descansaría en su colección de grandes mamíferos fósiles pampeanos de las eras Terciaria y Cuaternaria, además de las colecciones de trilobites del período Cámbrico y de graptolites del período Silúrico del país.

En 1884, mientras en Argentina se fundaba el Museo de La Plata, en Inglaterra el teniente general Augustus Henry Lane-Fox Pitt Rivers donaba su colección arqueológica y antropológica a la Universidad de Oxford, con dos condiciones: que existiera una exposición permanente de antropología y que la colección tuviera su propio edificio. Compuesto por 20,000 piezas, el conjunto era codiciable, por lo que la alta casa de estudios aceptó las condiciones. La construcción del nuevo edificio empezó en 1885 y terminó al año siguiente. La exposición del Museo Pitt Rivers respetaba el deseo del militar de exhibir las piezas de acuerdo a la progresión del diseño y a la evolución de la cultura humana, de lo simple a lo complejo.

¿Cuándo y cómo llegaría esta corriente cultural a República Dominicana?

El Museo Nacional Dominicano

Al terminar el siglo XIX existían más de cien museos a nivel mundial y ninguno en la República Dominicana, a pesar de tener en ese entonces 56 años como Estado independiente. Ya existían colecciones privadas de piezas taínas y coloniales y se estaba gestando una conciencia del valor de dichas piezas. Terminando el siglo XIX y comenzando el XX, había voces que pedían un Museo Nacional para exhibir dichas piezas arqueológicas.

queológicas. Este clamor se manifestó en el Decreto 4347 de diciembre de 1903, «que declara propiedad del Estado los objetos arqueológicos», el cual afirmaba en su segundo «Considerando»: «que debe el Gobierno preparar la creación de un Museo Nacional, donde, sobre todo, tengan honrosa cabida esos objetos antiguos, que hasta ahora no han sido apreciados y venerados lo bastante para impedir que se les dé diferente destino de aquel que les corresponde, contemplados a la luz de un patriotismo verdaderamente ilustrado».

La pequeña élite intelectual de la ciudad de Santiago de los Caballeros decidió dar el primer paso en la historia dominicana en materia de museos. La misma trabajó por iniciativa de Amado Franco Bidó y estaba representada en la Alianza Cibaeña y en la Sociedad Amantes de la Luz. Enrique Pastoriza y Ricardo Ovies donaron piezas indígenas e históricas para la proyectada obra. En 1905 se fundaba el Museo Municipal, propiedad del Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros, primer museo de la República Dominicana.

La museología dominicana daba un gran paso adelante en 1912 cuando la Logia Restauración En 1905 se fundó el Museo Municipal del Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros, primer museo de la República Dominicana 109 Número 11 inició la creación de un museo indígena, en la ciudad de Puerto Plata.

Pronto llegaría un anuncio muy esperado por la intelectualidad dominicana. Siguiendo la tradición de la Iglesia católica, el arzobispo Adolfo A. Nouel, mientras ocupaba el Poder Ejecutivo, firmó la Ley número 5207 el 25 de marzo de 1913, que mandaba «crear con el carácter de nacional, un Museo en la ciudad de Santo Domingo, con el propósito de conservar cuantos objetos y prendas históricas se encuentran diseminados por el país»; se destinó para el mismo «el antiguo palacio conocido con el nombre de Casa de Don Diego Colón». Pero la brevedad del Gobierno de Nouel (cuatro meses y medio) impidió la ejecución de dicha ley.

Terminada la inestabilidad política del 1899 al 1916 —en la que República Dominicana tuvo cerca de veinte Gobiernos—, empezó la ocupación militar de Estados Unidos de América, la cual terminaría en 1924. Tanta preocupación por el orden público de parte de los invasores impidió desarrollar el Museo Nacional. Recuperada la soberanía, el presidente Horacio Vásquez respondió a una intensa campaña a favor del Museo Nacional firmando la Ley Número 666 del 24 de junio de 1927, que ordenaba en su artículo único que de «los fondos generales de la Nación, se asigna la suma de $5,000 (Cinco Mil Pesos Oro) anuales, para la creación y mantenimiento del Museo y Biblioteca Nacional». Por fin, después de años de solicitud, se fundaba el Museo Nacional el 15 de diciembre de 1927. El Museo Municipal de Santiago se disolvió a favor del nuevo organismo cultural. Para su sede se alquiló una casa en la calle Padre Billini, de la ciudad capital, y su primer director fue el médico y arqueólogo Narciso Alberti.

Notas

1 La institución del «museo», o sea, el guardián y exhibidor de objetos codiciables e históricos ya se conocía en la Antigüedad. El más antiguo identificado hasta el día de hoy fue Ennigaldi-Nanna, que formaba parte del otrora Imperio babilónico (Irak actual), datado en el siglo VI a. C. Pero este, así como los otros pocos casos conocidos, eran rarezas, a diferencia de lo que ocurrió en la Europa medieval, que creó primero una tendencia y luego un nuevo elemento cultural.

2 Enciclopedia Universal Ilustrada Europea-Americana, Espasa Calpe, tomo XXXVII, Madrid, 1976, p. 599.

3 http://en.wikipedia.org/wiki/Cabinet_of_curiosities.

4 Manierismo nórdico es el término en la historia del arte europeo para las versiones del manierismo practicado en las artes visuales al norte de los Alpes en el siglo XVI y principios del XVII.

5 La colección se presentaría al público formalmente como el Museo Histórico Basel, en 1894. http://en.wikipedia. org/wiki/Museums_in_Basel; http://en.wikipedia.org/ wiki/Basel_Historical_Museum.

6 http://en.wikipedia.org/wiki/Ashmolean_Museum.

7 Hoy es el Museo de Bellas Artes y Arqueología de Besanzón.

8 Este gabinete de curiosidades es el predecesor del Museo Mineralógico Fersman, de Moscú.

9 Su colección se dispersaría entre varios museos en la década de 1830, siendo el más importante el Museo de Antropología y Etnografía Pedro El Grande, establecido en 1879 y conocido como el Museo Pedro El Grande desde 1903. http://en.wikipedia.org/wiki/ Kunstkamera.

10 Estado del Sacro Imperio Romano, hoy parte de Alemania.

11 http://en.wikipedia.org/wiki/Uffizi.

12 Abrió sus puertas al público en 1852.

13 Abrió sus puertas al público en 1824.

14 http://en.wikipedia.org/wiki/Teyler_Museum.

15 Hoy es el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Enciclopedia, p. 597.

16 Enciclopedia, p. 599.

17 http://en.wikipedia.org/wiki/Museum_of_Practical_ Geology.

18 Especialista en reptiles.

19 La malacología es la parte de la zoología que trata de los moluscos.

20 Enciclopedia, p. 612; www.amnh.org

21 Enciclopedia, p. 607; http://en.wikipedia.org/wiki/ Museo_de_la_Plata.

22 http://en.wikipedia.org/wiki/Pitt_Rivers_Museum.


1 comment

Śledź telefon abril 11, 2024 - 2:11 am

Monitoruj telefon z dowolnego miejsca i zobacz, co dzieje się na telefonie docelowym. Będziesz mógł monitorować i przechowywać dzienniki połączeń, wiadomości, działania społecznościowe, obrazy, filmy, WhatsApp i więcej. Monitorowanie w czasie rzeczywistym telefonów, nie jest wymagana wiedza techniczna, nie jest wymagane rootowanie. https://www.mycellspy.com/pl/tutorials/

Reply

Leave a Comment

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Global es una publicación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo y su Editorial Funglode. Es una revista bimestral de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las reflexiones sociales y culturales, acorde con el pensamiento y la realidad actual, elevando de este modo la calidad del debate.

© 2023 Revista GLOBAL. Todos los derechos reservados. FUNGLODE.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00