Revista GLOBAL

Emiliano Otegui «No existe la fórmula perfecta para producir películas, ni siquiera la fórmula imperfecta»

by Dagoberto Sánchez
275 views

Sobrino del extinto y homenajeado Emiliano Piedra, productor de la película Campanadas a medianoche (1965) dirigida por el siempre recordado actor, director, guionista y productor de cine estadounidense Orson Welles, el afamado productor español Emiliano Otegui es uno de los invitados de la séptima edición del Festival de Cine Global Dominicano. 

Otegui es ganador de tres premios Goya y entre sus más afamadas producciones se encuentran los éxitos de Alejandro Amenábar: The Others (2001), protagonizada por Nicole Kidman, considerada la película más vista del cine español; La lengua de las mariposas (1999), con Fernando Fernán Gómez; Los girasoles ciegos (2007), con Maribel Verdú; Tesis (1996), con Ana Torrent, y Abre los ojos (1997), con Penélope Cruz, cinta que inspiró a Hollywood a producir Vanilla Sky (2001) con Tom Cruise, Cameron Díaz y también Cruz.

¿Existe una fórmula o estándares para producir la película perfecta? 

No, no existe la fórmula perfecta para producir películas. Ni siquiera la fórmula imperfecta. Si la hubiera, todos haríamos películas. En Hollywood suelen aplicar fórmulas. Cuando algo les funciona lo repiten hasta sacarle todo el jugo, bien a base de segundas o terceras partes, o bien a base de repetir el esquema que una vez funcionó. ¿Cuantas películas hemos visto sobre un entrenador fracasado que coge un equipo de segunda o tercera fila y lo lleva al triunfo en cualquier disciplina…, basket, hockey o béisbol? ¿Cuántas películas hemos visto de alguien que por un hechizo, fórmula, deseo o lo que sea se convierte en su hijo o en su padre, o en mujer o en hombre, siendo del sexo contrario? ¿Cuántas han funcionado? ¿Cuántas son buenas? No, cada película es un mundo y una obra de arte. Mejores o peores, pero todas diferentes. 

¿Qué es lo primero que un productor debe saber antes de producir una película? 

Lo primero es leer. Leer guiones, a eso me refiero. El porcentaje de películas fallidas es enorme. Yo no digo que todas tengan que ser exitosas, eso depende de muchos factores que no tienen que ver con la calidad de la película; pero el hecho es que hay muchas muy malas. En España, en Estados Unidos, en todos los países, y lo cierto es que el señor que decide qué se hará y cómo, con cuánto y con quién, es el productor. Las decisiones las toma leyendo un guión. Por tanto, para mí, el señor que leyendo un guión piensa «esto va a ser un bombazo» o «esto va a ser buenísimo» se equivoca mucho, más de lo que acierta. Aparte de esto, que es primordial, un productor debe saber un montón de cosas: a quién quiere dirigir la película, a qué tipo de público, cómo encauzará la promoción… También debe saber si está bien montada, bien sonorizada, si los estándares de calidad del acabado son los adecuados, entre otras situaciones. 

¿Cuál es obstáculo más difícil que puede enfrentar un productor al hacer una película? Sin duda, la financiación. Cada película tiene un presupuesto, el suyo, el que le corresponde. No por gastar más será mejor, pero si no gastas lo que hace falta puede quedarte fatal. El financiamiento, al menos en el mercado que conozco, que es el español, se ha ido complicando muchísimo. Los operadores de televisión, nuestros mejores financistas, cada vez pagan menos por las películas, el mercado secundario de dvd/Blue Ray ha desaparecido, las páginas de descarga legal aún están muy lejos de ser visitadas habitualmente y la gente prefiere descargar las películas de manera fraudulenta, incluso a riesgo de que la calidad de imagen y sonido sea un desastre. Con todo esto es muy difícil que se puedan hacer buenas películas en su justo precio. Los financistas, sean operadores de televisión o no, no quieren correr riesgos. Prefieren películas muy baratas, y esperar que suene la flauta y que el film sea un éxito. O eso o embarcarse en grandes coproducciones que les ofrezcan la posibilidad de llegar a más mercados. Creo que ese es el camino más adecuado en estos tiempos.

Abrir el mercado, repartir el riesgo y saber que si funciona también repartirás los beneficios. El otro gran problema que tenemos los productores es que el Estado no es consciente de hasta qué punto tiene que ayudar a esta industria. No solo por la riqueza que genera, también porque el nombre de tu país se pasea por todo el mundo cuando haces algo que merece la pena. La gente en el mundo conoce más sobre Galicia (una región del noroeste español) por La lengua de las mariposas (1999), por ejemplo, que por todo lo demás que se hace en esa región. Hay más gente en el mundo que conoce los nombres de (Alejandro) Amenábar o (Pedro) Almodóvar que los de cualquier escritor, político o científico español. En el mundo se conoce más de la cultura americana por su cine que por las novelas de Mark Twain o de John Steinbeck. Las hamburguesas se conocen porque es lo que comen los americanos en sus películas y eso hace que Mc Donalds esté por todo el mundo…

¿Cuáles son los errores más frecuentes que se pueden cometer cuando se produce una película? 

El principal error, como he comentado antes, es no tener un buen guión en las manos. Igual es una idea estupenda pero al guión le hace falta más desarrollo, darle un par de vueltas más. Que lo cojan otras manos. No empeñarse en que eso es lo mejor que se puede hacer con esa historia. Otro error frecuente es no rodearte de la gente adecuada para cada proyecto. Desde el casting hasta los jefes de los equipos. Nos dejamos llevar muchas veces por amiguismos o por que esta gente lo ha hecho bien en otro proyecto, y no sabemos discernir qué o quién es el más adecuado para ese proyecto en concreto. Los errores de casting son muy habituales. Porque están de moda (se refiere a los actores y actrices) en ese momento, porque su última película ha funcionado, porque es amigo o amiga… Todo eso debe quedar fuera y optarse por el elenco más adecuado para cada caso. Otro error es no acabar bien las películas. Llegas al final del proceso con el agua al cuello y para el remate final: música, mezclas, copias…, ya vas muy escaso de fondos y decides que da igual. Y no da igual. El público está acostumbrado a que las películas que le gustan son impecables de principio a fin. Es como entregar un regalo sin un buen empaquetado. Pues no es igual. Por último, quizás el mayor de los errores que cometemos, siempre hablando del mercado español, es no dedicarle los recursos necesarios a una buena promoción. Los americanos en eso nos llevan años luz de distancia y han sabido vender su producto mejor que nadie. En España hay muchas veces que ni te enteras de que se ha estrenado una película, que puede estar muy bien realizada, pero si no sabes que se estrena difícilmente vas a ir a verla.

De no ser exitosa una película en términos de taquilla, ¿existe un «plan B»? 

Pues lamentablemente no lo hay. O yo no lo conozco. La taquilla es el barómetro del éxito de una película. Es la parte de la cual el productor se lleva menos dinero. Es la que conlleva más gasto: copias, publicidad, promoción, viajes; la tienes que repartir con más gente: salas de cine, distribuidores… Tu parte (se refiere a la del productor) es la más pequeña, pero si la película no ha funcionado en taquilla no pienses en venderla bien a las estaciones de televisión, no pienses en vender un solo dvd, no pienses en que siga siendo una película vendible dentro de diez años. Lamentablemente, las posibilidades de que sea un éxito de taquilla son reducidas. Hay muchas, muchísimas ofertas. La competencia es brutal, despiadada y desproporcionada. Es imposible estrenar bien cerca de las fiestas navideñas porque el mercado está saturado de todas las películas americanas que vienen ya con el sello de «taquillazo», igual ocurre en fechas cercanas a los Óscar. Tu película se mantendrá en pantalla mientras sea un éxito incontestable, si no será barrida por otra película posiblemente menor, posiblemente peor, pero que hace paquete con aquel otro éxito americano que había estado antes en los cines. La fecha de estreno es por tanto crucial, pero no depende de ti. Al menos no en España. Depende de los exhibidores, de los distribuidores, depende, en definitiva, de lo que venga de Estados Unidos. De cuándo, con cuántas copias y con qué promoción. Los telediarios hablarán de que ya llega El caballero oscuro o Men in black III o Blancanieves, pero no sé si le dedicarán dos segundos a tu película. Te pasarán el tráiler, el making of y las entrevistas con los protagonistas de esas películas de Hollywood a todas horas y en todos los programas de cine o de entretenimiento, pero solo llevarán a alguien a hablar de tu película si ha conseguido un premio en un festival, o si la actriz protagonista sale desnuda íntegramente. Es una pena, pero así es.

¿Es difícil hacer contratos con actores de Hollywood? 

A ciencia cierta no lo sé. Solo he trabajado con actores de Hollywood en The Others (2001), pero yo no me ocupé de los contratos. Sí sé que fue lento, pesado y que los contratos tenían diez veces más páginas que un contrato normal de un actor en España. Lo de difícil…. no podría decirte. La cifra sé que se acordó muy rápido y la cantidad de gastos para estancia tampoco llevó demasiado tiempo. Desde entonces se han hecho varias películas en España con actores de Hollywood y se han rodado, o sea, que complicado no debe ser mucho, aunque siempre es un lío hablar con los agentes, representantes, mánager, abogados, secretarias y asistentes personales. En España los actores tienen un representante, a veces ni eso, y solo hablas del contrato de un actor con ese representante o con el actor. Suele ser bastante rápido, aunque hay representantes muy pesaditos con cosas muy nimias. 

¿Con qué otro actor de Hollywood le gustaría trabajar y por qué? 

Hay muchos actores con los que me gustaría trabajar porque me parecen personas interesantes: Kevin Spacey, Susan Sarandon… La lista puede ser interminable. Igual luego los conoces y no era para tanto, pero a priori me parece que hay un montón de gente muy interesante con la que trabajar. Gente que se involucra, que apuesta por un cine menos comercial o con el que va a ganar menos dinero. Gente que no va de estrella, midiendo si su motor home es más grande o más pequeña que la del otro actor o la del director. Gente que no exige traer a su peluquero, su maquillista, su vestuarista, su asistente personal y… gente a la que le guste su trabajo y sepa diferenciar el potencial de un guión con respecto a otros. Nombres hay muchísimos. Los conocemos todos.

¿Ha pensado volver a trabajar con Nicole Kidman? 

Pues tampoco depende de mí, pero sí claro. Tener a Nicole Kidman fue una suerte para el proyecto de The Others (2001). Ella se comportó como una auténtica profesional en todo momento. Lo malo era su entorno, que, como ya he dicho en otras ocasiones, se pasaba el día pidiendo cosas que ella no quería ni iba a utilizar. Lo que no sé es qué opinaría ella de volver a trabajar en España. No tengo idea de si se fue contenta con el trato que recibió, con el resultado de su trabajo y con el trabajo de los demás. En ella eran todo buenas maneras, sumamente cordial y aparentemente feliz, pero nunca sabré si de verdad era así cómo se sentía.

 Penélope Cruz es considerada la actriz española más internacional, ¿cree usted que es la mejor actriz de España? Yo no sé si es la mejor o no. Ni siquiera creo que sea considerada mejor que las demás. Que es la más internacional, sin duda. Que es la más mediática, también, pero lo de mejor o peor es imposible saberlo.¿Mejor o peor comparada con quién?, ¿con qué trabajo?, ¿de qué director? Soy de la opinión de que los actores y actrices son mejores o peores depende de quién los dirija, de qué tiempo se tenga para ensayar y para rodar, de que el guión sea mediocre o excepcional. No hay ningún actor que salve del todo un papel mal escrito o mal dirigido. Ahora bien, dicho esto, Penélope Cruz me parece una muy buena actriz. Capaz de hacer muy bien desde la comedia más disparatada hasta el drama más intenso. Tiene muchos registros y los sabe aprovechar. Yo rodé con ella Abre los ojos, como sabes, y desde luego no solo no tengo ninguna queja sino todo lo contrario. Es un valor seguro y además está muy cotizada y aunque en España no haya un star system, como en Estados Unidos, las películas que protagoniza Penélope son más apetecibles a priori que otras.

¿Cuál es el género que quizás no produzca? 

Pues creo que el de grandes aventuras con muchos efectos especiales y eso. Creo que para eso hay que tener mucho dinero, saberlo gastar y depender de mucha gente que aquí (en España) no es habitual. Expertos en efectos especiales, efectos visuales, especialistas… Ese tipo de tareas a gran escala aquí no sabemos hacerlas. No es un problema de talento, es un problema de que no tenemos la costumbre ni el estándar suficiente para hacerlo bien. Y esas cosas o se hacen muy bien o mejor dejarlas que las hagan otros que sí saben hacerlas bien, aunque el guión que estén contando no sea bueno. 

¿Cuál es el enemigo del cine? 

El principal enemigo del cine es la piratería. El desprecio que tiene una mayoría de gente por el trabajo de los demás. Trabajo muy costoso que dejaremos de hacer si los gobiernos no endurecen mucho más la persecución de este delito tan flagrante y que tanto daño está haciendo a toda la industria. Es inaudito que la gente pretenda que esto sea gratis y que no quiera pagar ni siquiera lo que se está pidiendo en las páginas legales de descarga, que realmente es muy poco por ver en tu casa tranquilamente una película de estreno. No sé cuál es la situación en la República Dominicana, pero en España es brutal y realmente no veo que se haga nada serio para acabar con este problema. Al menos en España, preveo que se agravará. Nos acaban de subir el iva cultural del 8% al 21%, con lo que subirán las entradas de los cines y la gente tendrá más excusas para bajarse las películas de Internet gratis. Subir el 13% de impuestos de un día para otro, medida que ha entrado en vigor el primero de septiembre, es una irresponsabilidad y demuestra lo que decía antes: que al Estado, al menos al nuestro, le importan muy poco el cine y la cultura en general.


Leave a Comment

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Global es una publicación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo y su Editorial Funglode. Es una revista bimestral de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las reflexiones sociales y culturales, acorde con el pensamiento y la realidad actual, elevando de este modo la calidad del debate.

© 2023 Revista GLOBAL. Todos los derechos reservados. FUNGLODE.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00