Revista GLOBAL

[custom_translate_tts_widget]

Juego de Tronos

by Giancarlo Huapaya
161 views

Fue en 2006 luego de comenzar la lectura de Juego de tronos, la primera novela de la saga, cuando el escritor y guionista David Benioff llamó a su colega D. B. Weis para contarle lo que se le había ocurrido: crear una adaptación televisiva de la saga fantástica de George R. R. Martin. Contagiado por el entusiasmo de su amigo, Weis consiguió inmediatamente el primer libro y se leyó sus casi mil páginas en 36 horas. Al igual que Benioff, Weis quedó fascinado con las posibilidades televisivas de la obra. El siguiente paso era convencer a Martin de que se uniera al proyecto; no lo tendrían fácil, el viejo escritor había rechazado varias propuestas para llevar sus libros al lenguaje audiovisual, pues pensaba que el tiempo de una película era insuficiente para abarcar una de sus novelas, y en el caso de la televisión, que la producción terminaría mutilando o censurando gran parte del contenido sexual de su obra. La cita con Martin se concretó semanas después, a finales de 2006, en un apacible restaurante en el Bulevar de Santa Mónica, en Los Ángeles. Fueron cinco horas de negociaciones en donde el escepticismo de Martin iba dando tregua a los intereses de los guionistas. Una de las cosas que le hizo decidirse a aceptar la propuesta fueron las respuestas de sus colegas ante la pregunta de quién es la madre de Jon Snow –muchos seguidores de la serie deben de estar haciéndose la misma pregunta luego del fatídico final de la quinta temporada–. La respuesta que dieron Benioff y Weis, quienes estaban más que familiarizados con las complejas historias de la saga, satisfizo completamente a Martin, quien finalmente aceptó unirse al proyecto. Unos meses después, a principios de 2007, la cadena televisiva hbo anunció que había obtenido los derechos de la obra Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin. La historia acababa de empezar. Sin embargo, el inicio de este glorioso proyecto fue duro. Benioff tenía dos novelas publicadas y había sido guionista de algunas películas como La Hora 25, Troya y X-Men orígenes: Wolverine. Por su parte, Weis había publicado una novela y escrito varios guiones cinematográficos que no llegaron a realizarse. Ninguno tenía experiencia en televisión. Fue por eso por lo que, ante la complejidad de las historias y los personajes de la obra de Martin, se les dificultó lograr un guion aceptable del primer capítulo de la serie. Recién a finales del 2008 hbo da luz verde al rodaje del piloto, que sería dirigido por Thomas McCarthy. El resultado del capítulo tampoco fue del agrado de la cadena, pues según cuentan diversas fuentes no lograba captar la atmósfera del libro, por lo que decidieron realizarlo nuevamente, con otros actores, otro director y un nuevo equipo técnico. Juego de tronos tuvo dos pilotos, algo inusual en el mundo de las series de televisión, en los que se gastaron alrededor de 11 millones de dólares. El segundo piloto se realizó al año siguiente y estuvo a cargo del experimentado Tim Van Patten, quien había dirigido varios episodios de exitosas series como Los Soprano y Sexo en la ciudad. Juego de tronos es la serie de la cadena hbo que más audiencia ha tenido, la que más se ha pirateado y, aunque es una de las más caras de la historia, no es la que tiene el mayor presupuesto. Otras producciones como Band of Brother o The Pacific están muy por delante de ella. La serie recién comenzó a emitirse el 17 abril de 2011 y contó en su primera temporada con un presupuesto de 60 millones de dólares, el cual se incrementó en un 15% en su segunda temporada. Si bien hbo hace todo lo posible para mantener en reserva sus presupuestos finales, se sabe que ante el éxito de la serie la cadena está invirtiendo un promedio de 8 millones de dólares por capítulo. Hasta su tercera temporada, Juego de tronos solo era superada en audiencia por Los Soprano. En la cuarta la cosa cambió, la serie pasó al primer lugar con un promedio de 18.6 millones de espectadores por capítulo. Esto sin contar con todas las descargas ilegales que ha tenido desde que se emitió, un récord de 10 millones según la web TorrentFreak.com. 

Un detalle interesante en la concepción del proyecto fue el desarrollo del idioma dothraki, para lo cual F Juego de tronos es la serie de la cadena hbo que más audiencia ha tenido 70 hbo contrató al creador de lenguas David J. Peterson, de la Sociedad para la Creación de Idiomas. Martin solo había creado una pequeña parte de la lengua en su saga. Peterson se encargó de desarrollar la fonética, el extenso vocabulario que tiene alrededor de 2,500 palabras y la compleja estructura gramatical. En la actualidad el idioma tiene muchos seguidores, incluso se han creado comunidades como dothraki.org en donde se puede encontrar información útil para su aprendizaje y foros donde practicar dothraki con otros miembros. 

El Trono de Hierro

La historia empieza en los tiempos en los que Robert Baratheon es el rey de los Siete Reinos. Quince años antes había obtenido el trono al rebelarse contra el reinado de Aerys II Targaryen, el Rey Loco. La dinastía Targaryen había gobernado el Poniente por 300 años desde que Aegon el Conquistador invadió y sometió los Siete Reinos con la ayuda de sus dragones. La Rebelión de Robert o la Guerra del Usurpador, como también es conocida, se originó tras una serie de sucesos producto de la cruel locura de Aerys. El primer acontecimiento fue el secuestro de Lyanna Stark, prometida de Robert, por parte de Rhaegar Targaryen, hijo mayor del rey y heredero al trono. Esto provocó el reclamo de la Casa Stark, a lo que Aerys respondió asesinando a uno de los hermanos y al padre de Lyanna. La Casa Lannister es la dinastía más rica del Poniente, su fortaleza en Roca Casterly lleva en sus entrañas la mayor mina de oro del continente. En el tiempo del dominio de los Targaryen, Tywin Lannister fue la Mano del Rey Loco por 15 años. Tywin, conocido como un guerrero despiadado, era el Señor del Occidente y tenía tres hijos, los gemelos Jaime y Cersei, y el hijo enano Tyrion, este último víctima de su desprecio pues lo acusaba de haber asesinado a su esposa al momento de nacer. El alejamiento de Tywin de la corona se debió a las constantes humillaciones de Aerys y a su negativa de casar al príncipe Rhaegar con su hija Cersei. Tras los sucesos en la Batalla del Tridente, donde Robert Baratheon derrotó a las fuerzas realistas y mató a Rhaegar, Twin se dirige a Desembarco del Rey acompañado de diez mil hombres y anunciando su lealtad al Reino. Al abrirle las puertas de la Capital, el señor de Roca Casterly manda a sus hombres a saquearla y a matar a toda la familia Targaryen. Felizmente para Aerys, sus hijos habían sido enviados al otro lado del mar. El hijo mayor de Tywin, Jaime Lannister, servía en ese tiempo al Reino como miembro de la Guardia Real; sin embargo, eso no le impidió asesinar al Rey Loco para evitar que este quemara toda la ciudad con fuego valiryo, una sustancia similar al napalm que había sido preparada en los subterráneos. Desde ese día se le llama a Jaime «el Mata Reyes». Tras la coronación de Robert, Twin le da su hija Cersei en matrimonio, y se nombra a Jon Arryn, señor de las montañas, como Mano del Rey. 

Quince años después del fin de la guerra, Robert se había convertido en un rey indiferente a las necesidades de la corona, había ganado peso y estaba dedicado a la bebida, las mujeres, la caza y la gula. Su Mano acababa de ser asesinado en circunstancias extrañas y se preparaba una conspiración en su contra. Es por eso que se dirige a Invernalia, hogar de su amigo Eddard Ned Stark, Guardián del Norte y hermano mayor de la difunta Lyanna, para pedirle que sea su nueva Mano y unan sus familias mediante el matrimonio de su heredero, el príncipe Joffrey, y la hija mayor de Ned, Sansa. En un principio Ned está dispuesto a rechazar la petición del Rey, pero luego recibe una carta de la viuda de Jon Arryn, quien es también hermana de su esposa, en donde le dice que Arryn fue envenenado por los Lannister. Ned sabe que si esta revelación llega a los oídos equivocados la cabeza de su cuñada rodará, entonces guarda silencio y decide aceptar el ofrecimiento de Rey para investigar la muerte de su amigo. Poco antes de partir junto a sus hijas Arya y Sansa a Desembarco del Rey, envía a su hijo bastardo Jon Snow al Muro (edificación construida para evitar que los peligrosos «caminantes blancos» crucen) para que se vuelva Guardia de la Noche. Una vez en la capital, Ned descubre que los tres príncipes no son hijos de Robert, sino producto del incesto entre la reina Cersei y su hermano gemelo Jaime. Tras encarar a Cersei y exigirle que abandone la ciudad, se desencadenan una serie de sucesos que originan una nueva rebelión. La primera temporada de la serie se desarrolla en este contexto. Mientras se prepara una nueva guerra en Poniente, al otro lado del mar Daenerys Targaryen se está casando por mandato de su hermano con Khal Drogo, un poderoso khal de los Dothraki, para conseguir su ejército. Los hermanos son los únicos sobrevivientes de su dinastía y pretenden recuperar el trono que perteneció por tres siglos a su familia. En el extremo norte, más allá del Muro, los «caminantes blancos» comienzan a asesinar a integrantes de las tribus salvajes, para luego revivirlos y reclutarlos como zombis en su regimiento. Un aullido anuncia que un crudo invierno se acerca. 

Localizaciones, premios y secuencia de créditos 

Las localizaciones de Juego de tronos están dispersas por el mundo. El punto de desarrollo más importante es Irlanda del Norte; su capital, Belfast, alberga los estudios Paint Hall, en donde se han grabado numerosas escenas de interiores. Los alrededores de la ciudad han servido como escenarios para Invernalia, las Islas de Hierro, Rocadragón, la zona más allá del Muro, Aguasdulces, Camino del Rey, Vaes Dothrak y Valirya. En la ciudad vieja de Dubrovnik, en Croacia, las pedregosas calles están rodeadas por murallas tan gruesas como en Desembarco de Rey. Escenarios como la Fortaleza Roja, la Casa de los Eternos, Quarth, Braavos y la Capital de Poniente fueron recreados en diferentes ciudades del país eslavo, que gracias a sus monumentos arquitectónicos y hermosa geografía se ha convertido en una de las principales localizaciones de la serie. España, Marruecos, Malta, Islandia y Escocia fueron otros de los espacios escogidos. Es interesante la repercusión que ha tenido la serie en estas ciudades con relación al turismo, pues se han creado guías, mapas y rutas con bastante información sobre las escenas rodadas en estas localizaciones. Juego de tronos ha ganado 64 premios a lo largo de sus cinco temporadas, entre los que se cuentan 15 Emmys y un Globo de Oro. Ha recibido el galardón de mejor serie de televisión cinco veces, y numerosos premios por sus efectos visuales, performance sonora, dirección artística, vestuario, maquillaje y otros detalles técnicos. El actor Peter Dinklage ha ganado cuatro premios como mejor actor de reparto gracias a su papel de Tyrion Lannister, y la actriz Emilia Clarke ganó un Premio Scream por su actuación como Daenerys Targaryen. Este año la serie tiene nada menos que 24 candidaturas al Premio Emmy, diez más que el año pasado. Emilia, Peter y la actriz que hace de Cersei Lannister, Lena Headey, están nuevamente nominados como actores de reparto de serie dramática. Uno de los detalles que más llama la atención cuando vemos Juego de tronos es la secuencia inicial de sus créditos, creada por Angus Wall y el equipo del estudio Elastic. En esta, una cámara viajera sobrevuela una increíble maqueta mecánica del mapa de Poniente y Essos, una genialidad que tiene como referencia las máquinas de Da Vinci y que cambia de acuerdo a los lugares en donde se desarrolla el capítulo que introduce. La banda sonora fue compuesta por el reconocido músico irano-alemán Ramin Djawadi y, aunque acertada, no es sobresaliente; tal vez su mayor debilidad sea su exigua variación, que hace que por momentos pase desapercibida. 

Críticas de espadas 

Juego de tronos ha sido criticada recientemente en diversos medios por su contenido de violencia y sexo. Algunas periodistas de televisión e incluso personalidades de la política estadounidense se han manifestado en contra de la violencia hacia la mujer que hubo en sus últimos episodios. Ante estos reclamos la cadena ha señalado que ellos no van actuar como censores de las «fuerzas creativas responsables» y que la violencia y el sexo que se presentan en la serie no son gratuitos, sino parte de una historia que se pretende contar de forma coherente. La serie también ha sido criticada por hordas de fanáticos de la saga debido a sus grandes diferencias con los libros. A esto George R. R. Martin ha respondido en una extensa carta: « Ha habido diferencias entre las novelas y la serie desde el primer episodio de la primera temporada. Y desde entonces llevo hablando del efecto mariposa. Pequeños cambios llevan a cambios más grandes y a cambios enormes. hbo lleva ya cuarenta horas en esta tarea imposible y exigente que es adaptar mis (extremadamente) largas y (excesivamente) complejas novelas, con todas sus capas de tramas y subtramas, los giros, las contradicciones, los narradores no fiables, cambios de puntos de vista y ambigüedades, y un reparto de personajes que se cuenta en los cientos». 

Cada fin de temporada de Juego de tronos nos deja con el corazón en la boca. Muchos seguimos sin olvidar la masacre en la Boda Roja de la tercera temporada: el capítulo más brutal y triste en lo que va de serie. Sin embargo, no podemos dejar de valorar el esfuerzo que han hecho los realizadores en la quinta para superar sus propios límites. La batalla entre los caminantes blancos y sus espectros, por un lado, y los salvajes y la guardia nocturna por el otro, sucedida en el octavo episodio, es uno de los momentos más logrados de esta temporada. En la escena, tan aterradora como emocionante, vemos como Jon Snow mata a uno de los caminantes con su espada hecha de acero valiryo, materia prima clave para enfrentar al ejército de espectros. Al final un caminante blanco alza las manos frente a las embarcaciones humanas y todos los caídos en batalla se levantan como zombis. Otra gran escena de enfrentamientos sucede en la arena de Meereen, donde Daenerys en dos ocasiones es salvada de morir a manos de los Hijos de la Arpía. La lanza de Jorah Mormont, su ex hombre de confianza, atraviesa el pecho del primer conspirador, pero eso no es suficiente para detener el ataque. En el momento en que se ven rodeados por enmascarados parecidos a los Anonymous, Drogon, el dragón pródigo, hace su aparición, quema enemigos y se lleva volando a la bella Targaryen. Lo más traumático de esta última temporada fue ver como Stannis Baratheon sacrifica a su única hija a petición de la bruja Melisandre y sentir el horror en los ojos de Theon Greyjoy cuando Samsa Stark es violada por el retorcido Ramsay Bolton, el usurpador de sus tierras, en su noche de bodas. Dos escenas para dos personajes antagónicos se llevan la mayor atención en el capítulo final. En Desembarco de Rey, luego de ser detenida y encerrada por la secta religiosa Los Gorriones, Cersei es juzgada y humillada en el Paseo de la Vergüenza, en donde camina desnuda desde el Gran Septo de Baelor hasta la Fortaleza Roja mientras la gente la insulta y le lanza cosas. Es difícil no mirar con un poco de compasión a la siniestra reina madre luego de este vejamen. Lo segundo, y el tiro o el puñal de gracia, nos lo da la escena donde el buen Jon Snow, héroe en el que habíamos puesto algo de esperanza para la venganza divina o la victoria sobre los espectros, es asesinado por sus hermanos de la Guardia de la Noche, quienes lo acusan de traidor por haber pactado una alianza con los salvajes. Hace unas semanas la sexta temporada comenzó su rodaje en Belfast, en medio de rumores sobre el destino de algunos personajes. Al hallarse allí Kit Harington, el actor que caracteriza a Jon Snow, han surgido muchas especulaciones de lo que podría pasar en la siguiente temporada con este personaje asesinado en la temporada anterior. Y es que esa es otra de las cosas en que Juego de tronos también ha llegado a ser la primera, es la serie que más información ha generado desde que se estrenó, y lo seguirá haciendo al menos durante tres años más, pues hbo acaba de anunciar que tendrá ocho temporadas como mínimo.


Leave a Comment

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Global es una publicación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo y su Editorial Funglode. Es una revista bimestral de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las reflexiones sociales y culturales, acorde con el pensamiento y la realidad actual, elevando de este modo la calidad del debate.

© 2023 Revista GLOBAL. Todos los derechos reservados. FUNGLODE.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00