Revista GLOBAL

¿De qué trata la prometedora tecnología blockchain?

by María Mercedes Etchegoyen
215 views

La tecnología blockchain provoca interés por sus múltiples usos y su prometedora propuesta fundada en la transparencia y la inmutabilidad, acercándonos a un universo de nuevas posibilidades para cambiar las reglas de juego en casi todas las industrias. Múltiples instituciones se encuentran cada vez más interesadas en analizar los beneficios que esta tecnología puede brindarles para reinventar su forma de hacer las cosas apoyándose en nuevas herramientas. 

Sin duda, como sociedad hemos notado que la pandemia de la covid-19 puso en apenas unos meses a prácticamente todas las personas que habitan este mundo en la imperiosa necesidad de modificar su forma de realizar las cosas. No solamente adaptando cientos y miles de puestos de trabajo que se realizaban de manera presencial a una nueva modalidad virtual, sino también desde el entorno educativo: escuelas primarias, secundarias, universidades y centros educativos pasaron de las aulas a las pantallas de Zoom, Google Meets, Microsoft Teams, entre otras plataformas de videollamadas. Casi sin darnos cuenta, estábamos adaptando casi toda nuestra rutina a otra completamente virtual, donde los festejos de cumpleaños por Zoom y las clases de gimnasia online fueron algo de todos los días. 

Entre estas idas y venidas «navegando en internet», como habríamos enunciado en los años noventa, nos encontramos leyendo y escuchando cada día más sobre las criptomonedas y también sobre la tecnología que se encuentra por detrás del funcionamiento de las mismas. Los especialistas en tecnología, muchos economistas y estudiosos del tema aseguran que «la blockchain» es una tecnología lo suficientemente potente para revolucionar nuestro futuro y como las criptomonedas vienen a traer el escenario de una nueva economía digital que va a cambiar las reglas de juego para siempre, haciendo que el dinero controlado y de emisión centralizada parezca dentro de poco tiempo algo completamente antiguo. 

Si bien en primera instancia estas opiniones de expertos podrían parecernos dignas de una película de ciencia ficción, la realidad es que atan do cabos de todo lo que la pandemia nos dejó́ en cuanto nuestra dependencia a internet respecta, las cosas empiezan a tener un sentido. Sumado a todo lo expuesto, empezamos a cuestionar cada vez más para que nos servirá blockchain más allá del uso de las criptomonedas. 

¿Qué es la tecnología blockchain? La «blockchain», o cadena de bloques en español, es una gran base de datos pública, compartida y descentralizada que funciona como un libro contable donde se registran operaciones de compra-venta o cualquier otro tipo de transacción. Para poder ponerlo a modo de ejemplo, podemos imaginarnos a la blockchain como si fuera un libro contable pero donde existen copias del mismo que se encuentran distribuidas en cientos de miles de computadoras. En cada página de este gran libro, se van anotando todas las operaciones existentes. Podemos imaginar a la blockchain como un libro de cuentas con copias distribuidas por un gran número de ordenadores. En cada página del libro se van apuntando operaciones que dependen de resultados obtenidos en operaciones anteriores. Analizando la génesis hablamos sobre bitcoin, el primer caso de red y moneda de la historia. La tecnología blockchain fue utilizada por primera vez como método de contabilidad para el bitcoin.

Bitcoin es un protocolo descentralizado de código abierto que se transmite de forma «peer to peer» (en internet P2P), esto significa de persona a persona, sin la necesidad de un banco central que la emita o un Gobierno que la controle. Fue creado en el año 2008 por un programador desconocido bajo el pseudónimo de «Satoshi Nakamoto», del cual a la fecha se desconoce su paradero, a los fines de ser utilizado como medio de intercambio, mercancía y sistema de pagos. Satoshi Nakamoto trabajó junto con otros desarrolladores voluntarios en la creación de esta tecnología cuando casualmente el mundo aún se encontraba bajo las sombras de una de las peores crisis económicas que hayan ocurrido en la historia, donde la desconfianza crediticia llevó al colapso económico a miles de personas iniciando así un periodo de gran desconfianza en la economía centralizada, gobiernos e instituciones. 

El reconocido escritor y programador en el ambiente bitcoin Andreas M. Antonopoulos, en su libro Mastering of Bitcoin explica el funcionamiento de bitcoin y habla sobre la confianza descentralizada: «El sistema bitcoin, a diferencia de los sistemas de pago del sistema bancario tradicional, está basado en confianza descentralizada. En vez de confiar en una autoridad central, en bitcoin la confianza se consigue como una propiedad emergente de las interacciones de diferentes participantes en el sistema bitcoin. En este capítulo, examinaremos bitcoin desde un alto nivel con el seguimiento de una sola transacción a través del sistema bitcoin y veremos cómo se convierte en “de confianza” y aceptada por el mecanismo de consenso distribuido de bitcoin y es finalmente guardada en la cadena de bloques, el libro contable de todas las transacciones. 

Cada ejemplo se basa en una transacción hecha en la red bitcoin, simulando las interacciones entre los usuarios (Joe, Alice, Bob) enviando fondos desde una billetera a otra. Siguiendo una transacción a través de la red de bitcoin y la cadena de bloques, usaremos un sitio web explorador de la cadena de bloques para ver cada paso. Un explorador de la cadena de bloques es una aplicación web que opera como un buscador de bitcoin que te permite buscar direcciones, transacciones y bloques y ver las relaciones y flujos entre ellas» (Andreas M. Antonopoulos, Mastering of Bitcoin, p. 26). 

Asimismo, Andreas define bitcoin además de sus funcionalidades como una solución a un problema de computación distribuida: «La invención de Satoshi Nakamoto es también una solución a un problema previamente sin solución en computación distribuida, conocido como el “Problema de los Generales Bizantinos”. Brevemente, el problema consiste en tratar de llegar a un consenso al respecto de un plan de acción intercambiando información a través de una red poco fiable y potencialmente comprometida. La solución de Satoshi Nakamoto, que utiliza el concepto de prueba de trabajo para alcanzar un consenso sin requerir confianza en una autoridad central, representa un avance en computación distribuida y posee amplias aplicaciones más allá de las monedas. Puede ser utilizada para alcanzar consenso en redes distribuidas para probar la legitimidad de elecciones, loterías, registros de activos, autorizaciones bajo notario digitales, y más (Andreas M. Antonopoulos, Mastering of Bitcoin, p. 17). 

Es por eso que el nacimiento de un «dinero digital» como método de transaccionar valor, por parte de una criptomoneda que no está avalada por ningún banco ni autoridad central y que usa blockchain para garantizar la seguridad de las transacciones, resultaba y aún resulta algo bastante difícil de asimilar por todo lo que eso significa. Pero con esto volvemos al comienzo de este artículo, «el antes y el después de la pandemia», el antes y el después de un internet superpoderoso que nos permite hacer hoy en día tantas cosas que hace unos años habrían sido completamente impensables. 

En el año 2017, la CEO de IBM, Ginny Rometty, declaró que la tecnología blockchain podría transformar el sistema financiero del mismo modo que el internet transformó las comunicaciones. Por eso blockchain resulta importante para muchas empresas e industrias mucho más allá de la posibilidad de ser una plataforma de pagos. 

El diseño P2P hace que el registro distribuido no necesita intermediarios para realizar operaciones y esto es porque gracias a que la información almacenada es distribuida en distintos sitios prácticamente en tiempo real, no puede ser modificada. Es importante citar lo enunciado en el portal de BBVA: «La autenticidad no la verifica un tercero, sino la red de nodos (computadoras conectadas a la red) que participa en “blockchain”. De ahí que ninguna transferencia de valor […] se efectúe por medio de un intermediario, sino a través de un consenso, permitiendo almacenar la información en todo momento de manera transparente». 

En relación con la utilidad de blockchain para las empresas, es importante destacar los siguientes puntos: su transparencia hace que cada transacción y su valor asociado pueda ser visualizado por cualquiera que tenga acceso al sistema. Cada nodo o usuario de la cadena de bloques cuenta con una dirección única de más de 30 caracteres alfanuméricos con la cual se identifica. A su vez, los usuarios pueden elegir permanecer anónimos y proveer algún tipo de prueba de identidad a los demás. Cada participante de una cadena de bloques tiene acceso a la base de datos y a su historial completo, pero no hay control de esos datos por parte de los participantes. Todos los participantes pueden verificar los registros de las transacciones directamente, sin la participación de terceros. Las transferencias de información o activos se realizan entre pares, sin la participación de un nodo central. Cada nodo almacena y reenvía la información a todos los otros nodos. Los registros no pueden ser borrados. Así como lo leen, una vez que entra información sobre una transacción a la base de datos, los registros no pueden ser alterados, ya que quedan guardados en bloques. Cada bloque está encriptado y conectado al precedente de manera tal que toda la historia del blockchain queda reflejada criptográficamente en el bloque más reciente. De ahí el nombre cadena de bloques

En cuanto el funcionamiento computacional, los usuarios pueden configurar algoritmos y reglas que activan automáticamente transacciones entre nodos debido a la naturaleza digital de la tecnología de registro distribuido. 

Yendo a ejemplos de posibles usos de esta tecnología en sectores gubernamentales, podríamos pensar en el caso de las administraciones públicas donde existen elementos de contexto que facilitan y promueven la implementación de proyectos de tecnologías de la información, entre ellos la e-administración o gobierno digital y el llamado gobierno abierto

Si hay algo que mundialmente está en un profundo cuestionamiento es la relación de los gobiernos con los ciudadanos. Muchos gobiernos han desarrollado normativas sobre la transparencia como una vertical fundamental para lograr una verdadera democracia. Hoy en día la mayoría de los datos de lo que sucede con el dinero recaudado por parte de los gobiernos y el destino de este dinero no está a disposición de ninguno de los aportadores. Por eso se empieza a pensar sobre la importancia de que los datos sean puestos a disposición de los ciudadanos, y que a su vez el control de esta información y de otro tipo de información tenga el cuidado necesario para la protección de datos. El uso de blockchain podría traer soluciones como erradicar la corrupción y los malos manejos por parte de quienes en teoría están a cargo de las gestiones estatales. 

Volviendo al uso de blockchain para la emisión privada de valor, en este caso de «dinero», es importante destacar que existen diversos tipos de criptomonedas, más de 19,000 tomando de referencia la información del sitio web Coinmarketcap. Gran parte de ellas utilizan la tecnología blockchain como aspecto relevante, pero se valen de distintas tecnologías, fundamentos y funciones criptográficas. 

Los criptoactivos son el conjunto de activos digitales que utilizan en su gran mayoría la tecnología blockchain y la criptografía para su funcionamiento. Podemos dividir estos activos digitales en tres grupos: Criptomonedas, Tokens y Commodities o futuros. Dentro del concepto de criptomonedas podríamos hablar sobre las monedas descentralizadas, como el bitcoin; las monedas centralizadas, aquellas que están controladas por alguna entidad; y las criptomonedas estables llamadas «stable coins», criptomonedas que buscan reducir la volatilidad en relación con algún activo estable. Una moneda estable puede estar colateralizada por dinero fiduciario como el dólar, por materias primas, etc. 

¿Quién controla las transacciones con bitcoin? 

Gracias a la sofisticada tecnología blockchain son los propios usuarios que forman la red Bitcoin quienes lo hacen. Cada transacción se replica en todos los nodos que forman la red, creando una contabilidad pública y fácilmente verificable. Podemos pues advertir que cada vez descubrimos más usos de blockchain aparte de ser los rieles por los que corren las criptomonedas como bitcoin. 

Existen otras blockchain como es el importante caso de la «Blockchain de Ethereum», que incorpora tecnología tan nueva como resulta ser una máquina virtual llamada «la Ethereum Virtual Machine», que es una de las piezas claves en el funcionamiento de esa blockchain. Su función es la de permitir la ejecución de programas o smart contracts con la finalidad de desplegar sobre dicha blockchain una serie de funcionalidades añadidas para que los usuarios puedan disfrutar de las mismas. 

La existencia y continuo crecimiento de la tecnología blockchain ha captado el interés de múltiples empresas como IBM, Fedex, Metlife, Paypal, más de 260 aerolíneas entre muchas otras más, según distintas noticias que circulan en los medios relativos a la temática. Como en todo lo nuevo, existen escépticos de este tipo de dinero o valor y esto es algo de lo más normal ya que en el mundo siempre existieron y existirán detractores. La tecnología nunca retrocede, sino que al contrario avanza y modifica la forma en la que hacemos las cosas. 

En la última década, la disrupción del bitcoin, la tecnología blockchain y sus múltiples usabilidades altamente aplicables a innumerables industrias han generado una verdadera revolución digital. Existen más de 300 millones de usuarios cripto en todo el mundo. Cada vez más países buscan incorporar criptomonedas y nuevas tecnologías. Los motivos por los cuales las personas se interesan por el mundo cripto son variados: causas económicas como alternativa a economías emergentes, alternativas descentralizadas a los bancos centrales, hartazgo de políticas y políticos abusivos, búsqueda de métodos más eficientes y más transparentes de hacer las cosas, entre otros. La inversión institucional y la adopción por parte de gobiernos y empresas nos trae a un mundo donde aprender de cripto pronto no será una opción sino una necesidad, que, a decir verdad, ya lo es. Descentralización, emisión privada de moneda, seguridad, criptografía, inmutabilidad y transparencia son algunas palabras claves. Existen muchas verticales donde los casos de uso de blockchain resultan ser la solución a viejos problemas ya conocidos por todos. 


1 comment

SOLanesmoog febrero 11, 2024 - 6:03 am

Para Que Sirve Cialis 20 Mg Precio
(Admin)
Cialis 5 mg prezzo tadalafil 5 mg prezzo cialis 5 mg prezzo

Reply

Leave a Comment

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Global es una publicación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo y su Editorial Funglode. Es una revista bimestral de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las reflexiones sociales y culturales, acorde con el pensamiento y la realidad actual, elevando de este modo la calidad del debate.

© 2023 Revista GLOBAL. Todos los derechos reservados. FUNGLODE.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00