Revista GLOBAL

Los principales desafíos de la República Dominicana después del EPA

by Juan Guilliani Cury
101 views

Uno de los tratados económicos más innovadores y beneficiosos firmado por la República Dominicana es el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea, conocido por sus siglas en inglés: EPA. Este tratado integra, además de los aspectos puramente económicos, compromisos de objetivos de desarrollo y para mejorar la democracia y la gobernabilidad. Después de la firma del epa, ¿cuáles son los retos que la República Dominicana debe enfrentar para lograr una mayor efectividad y beneficios para los sectores productivos nacionales y para posicionar la plataforma del país ante uno de los bloques de mayor fortaleza comercial y financiera del mundo?.

La República Dominicana firmó el Acuerdo de Asociación Económica Unión Europea el 15 de octubre de 2008, en Barbados. La suscripción fue hecha por el ministro de Relaciones Exteriores y presidente de la Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales (cnnc), ingeniero Carlos Morales Troncoso, en representación del Gobierno dominicano, presidido por el mandatario doctor Leonel Fernández Reyna. Ese año, la Organización Mundial de Comercio (omc) había concedido una dispensa a los países integrantes del esquema de cooperación acp (África, Caribe, Pacífico) que tuvo vigencia desde el primero de enero de 2008.

El primero de enero de 2009 entró en vigencia operativa, en fase inicial, el Acuerdo de Asociación Económica-Unión Europea Cariforo, conocido mejor como EPA, por sus siglas en inglés, integrado por 27 naciones europeas, 15 países del bloque de la Comunidad del Caribe (Caricom) y la República Dominicana.

El epa ha sido el primer acuerdo de asociación económica de última generación suscrito de manera oficial por la Unión Europea con los países del llamado Acuerdo de Cotonou (antiguo Acuerdo de Lomé iv) compuesto por 79 naciones de África, Caribe y Pacífico, todas antiguas colonias europeas. La República Dominicana entró a formar parte del Acuerdo de Lomé IV en 1989, la primera ex colonia europea de habla hispana en ingresar.

Las negociaciones de este acuerdo tomaron cuatro años en promedio entre las partes y abarca un mercado de, aproximadamente, cuatrocientos noventa millones de personas en el mercado europeo y unos veintiséis millones (incluyendo Haití y la República Dominicana) en la región del Caribe.

El epa básicamente es un acuerdo de libre comercio, cooperación y desarrollo, y sus principales aspectos son:
1) es un acuerdo que otorga reciprocidad.
2) es asimétrico
3) acuerda el otorgamiento de las llamadas preferencias regionales.
4) establece nuevas provisiones y compromisos en materia de inversiones y en el sector de los servicios.
5) vincula un compromiso en los objetivos de desarrollo, mejoramiento de la democracia y la gobernabilidad, entre otros aspectos y alcances.

El acuerdo de asociación económica contiene: 

a) Una fase de reducción de aranceles en 25 años en un 86.9 por ciento las importaciones de la Unión Europea con los países del Cariforo y elimina tarifas aduaneras en una proporción de 13.1 por ciento, que quedan excluidas de las importaciones europeas de la liberalización arancelarias de Cariforo. La región obtuvo una moratoria de tres años para el desmonte de los gravámenes y aranceles, que representa una ventaja competitiva inicial para la República Dominicana y los países caribeños suscribientes, y  b) Consolida un arancel cero en un 98 por ciento de los bienes exportados por los países del Cariforo a la Comunidad Europea, y de ese porcentaje, solo un 12 por ciento tienen paridad con el Acuerdo de Libre Comercio entre la República Dominicana, Estados Unidos y Centroamérica, conocido como dr-cafta. Otros asuntos claves negociados fueron: cláusula del trato de nación más favorecida (de hasta ocho años de duración), integración regional y desarrollo de la cooperación, así como protección de los derechos de propiedad industrial y flexibilización de las normas de origen. También acordó compromisos para promover la competitividad industrial, agrícola y de servicios.

Consolida las preferencias comerciales en rubros como el banano, ron, arroz y azúcar. La República Dominicana obtiene con el epa acceso directo, por primera vez, a las importaciones de azúcar de la Unión Europea.

El epa abarca también el comercio de la agricultura y la pesca, adopta provisiones sobre medidas sanitarias y fitosanitarias, establece normas de compromiso para la eliminación y reducción de subsidios a las exportaciones agrícolas sujetas a desgravación arancelaria. En el sector agrícola se percibe como objetivo de desarrollo la eliminación de la pobreza, la inserción de nuestras economías en el mercado global, el aumento de la competitividad sumando valor agregado a nuestros bienes y servicios, apoyar el desarrollo de una industria pesquera en nuestras respectivas islas. De igual forma se establecen objetivos de fortalecer las capacidades técnicas y científicas en el contexto regional.

Se establecieron disposiciones sobre el comercio de servicios turísticos, así como la entrada temporal por un período de 90 días al año de profesionales y proveedores de servicios a países de la Unión Europea.

Efectos negativos sin epa

Es bueno establecer, para ganar claridad, los posibles efectos negativos en caso de que no se llegara a firmar el epa. Vamos a ver: 

a) El 52 por ciento del arancel sgp (Sistema Generalizado de Preferencias) es mayor que cero y podría entonces ser aplicado a los rubros exportados que han sido beneficiados por las preferencias de la Unión Europea.
b) Las relaciones de comercio que la República Dominicana mantiene con el bloque de la Comunidad del Caribe (Caricom) podrían no avanzar hasta ser completamente finalizadas.
c) Otro caso es el del aspecto de la cooperación que mantiene la Unión Europea en varios campos de la actividad económica, comercial e institucional, en cuyo caso hubiese podido ser afectada de manera negativa. 
d) La Unión Europea no iba a tener acceso a una serie de productos y servicios que fueron negociados con el Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos, la República Dominicana y Centroamérica y hubiese aumentado la dependencia de tener un solo bloque comercial.

Los desafíos 

¿Cuáles son los desafíos de la República Dominicana después del epa? 

• La República Dominicana tiene en sí un compromiso de honrar este acuerdo de asociación económica con la Unión Europea Cariforo, que viene a reforzar y fortalecer los lazos de cooperación económica, comercio y de desarrollo con el viejo continente y entornos ultra periféricos. 

• Al ser un acuerdo de libre comercio, tiene un componente de desarrollo y fortalecimiento institucional que le otorga un verdadero carácter de partenariado o asociación, lo que significa un compromiso hacia una unión con las 27 naciones que componen el bloque europeo. Existe también un compromiso que visualiza una perspectiva de integración regional y cooperación. 

• Es importante para nuestra nación reconocer el entorno global y competitivo en que vivimos. Las preferencias comerciales obtenidas derivadas de las negociaciones del epa en renglones como el azúcar, banano, ron, arroz y otros, son un reto para el sector productivo del país. Si no mejoramos la competitividad y productividad en estos renglones podemos ser desplazados por otros competidores internacionales, que participan en la repartición del mercado global en el largo plazo. 

• El epa nos abre las puertas a un mercado de casi quinientos millones de personas, además de convertirnos en líder en nuestra propia subregión del Caribe. Es un reto de hoy en día, no para mañana, que tenemos por delante. 

• Al estar interconectado con un acuerdo de esta magnitud, podemos aprovechar el poder de negociación como bloque que nos dan estas alianzas políticas y comerciales, a la luz de los nuevos desafíos que representa un mundo interdependiente y globalizado. 

• Después del epa, tenemos el desafío de activar los mecanismos institucionales teniendo como objetivo una mayor y mejor integración con nuestros socios del Caribe y, a la vez, abrir y desarrollar nuevos mercados en el entorno continental americano a través de acuerdos de libre comercio y de la integración. 

• El país tiene las condiciones estratégicas geográficas indispensables para servir de puente y conexión entre el Norte y el Sur en aspectos de seguridad regional, promoción del comercio, atracción de inversión y aumento de la cooperación en todo el contexto del gran Caribe.

• En este contexto tenemos el reto ineludible de liderar un entorno subregional que promueva a la región del Caribe, dentro de un objetivo claro y definido, que impulse una vigorosa y sostenida política exterior estratégica que conlleve la formación de un área geográfica modelo de seguridad ciudadana, libre de contaminaciones, de acciones que provengan del narcotráfico y el contrabando de armas, trata de personas, fortalecimiento de la seguridad jurídica para los inversionistas y liberalización de las trabas en el comercio de bienes. 

• La conformación urgente de una flota mercante del Caribe con auspicio de la cooperación europea (Holanda) para entrelazar efectivamente el comercio logístico marítimo intra caribeño, hoy desconectado de nuestras propias riberas que circundan las aguas del mar Caribe, de cara a nuestras relaciones insulares y trasatlánticas. Este proyecto, sin lugar a dudas, se torna más que esencial para promover las exportaciones hacia un grupo de islas como Puerto Rico, Curazao, San Martín, Aruba, Antigua y Barbudas, San Cristóbal y Nieves, y otras que se ubican dentro de unos límites marítimos geográficamente estratégicos para las exportaciones de frutas y hortalizas procedentes de la República Dominicana. Una característica muy singular que tienen este grupo de islas caribeñas es la significativa e importante porción de ciudadanos dominicanos que viven y trabajan en cada uno de estos países. La República Dominicana, en la década del cuarenta y del cincuenta, era uno de los principales proveedores de toda clase de víveres, frutas y hortalizas de estas islas, principalmente de los mercados de Curazao y Aruba, de las llamadas islas neozelandesas. Existe ya un estudio elaborado por Holanda para integrar unas trescientas embarcaciones que cubran este comercio insular en el futuro próximo. Una primera empresa de servicio marítimo acaba de anunciar el inicio de operaciones entre Curazao-Aruba y la República Dominicana, como primera etapa y punta de lanza de la conformación de un circuito marítimo comercial en esta porción del Caribe oriental. 

• Consolidar el proceso triangular insular de la integración regional (Caricom-rd-aec) como arma estratégica de política exterior, con el propósito de fortalecer la presencia y capacidad negociadora de las instituciones políticas, económicas y sociales del país, obtenida en parte como resultado de las exitosas negociaciones en el plano comercial e institucional que realizó el país en el Acuerdo de Asociación Unión EuropeaCaribe. La ubicación geopolítica de nuestro país nos obliga a desarrollar una política externa teniendo como aliados estratégicos a las naciones que integran el gran Caribe. Para alcanzar esos objetivos se hace necesario fortalecer la capacidad institucional que nos inserte como actores de primera línea en el proceso de la integración regional. Un factor que nos retrae ha sido la tradicional postura de no querer asumir posiciones de liderazgo dentro del propio entorno insular. Los tiempos han cambiado y la nueva política exterior, cuyo principal arquitecto ha sido el presidente Leonel Fernández, debe visualizar el ensanchamiento de los lazos diplomáticos, políticos, comerciales y culturales en el escenario de las relaciones globales. 

• Después del epa, tenemos el desafío de producir cambios significativos en la conducción de la política exterior hacia Europa, basados en el nuevo orden que ha pasado del bipolarismo del pasado siglo al multipolarismo del siglo xxi. Los compromisos asumidos después del epa son compromisos de Estado a Estado. El Foro de Política Exterior para los Cambios Globales puede ser el comienzo de un nuevo y dinámico proceso de insertar nuestra política exterior y relaciones con el viejo continente, lo que podría llevar vínculos más fructíferos y convenientes dentro de un contexto de respeto y tolerancia de los intereses mutuamente convenientes para los dos lados. Sin embargo, los deseos deben llevarse a la práctica; y un eje transversal de esa política es el fortalecimiento institucional de las estructuras que conforman el andamiaje del sistema de la política exterior.

El proyecto de ley, elaborado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que busca regularizar y modernizar el texto legal actual que rige los lineamientos fundamentales de la política exterior, se convierte en un eslabón capital y trascendental para lograr e implementar los desafíos y objetivos a los que hacemos referencia. No hay dudas de que la República Dominicana, al concluir cuatro años de difíciles y complejas negociaciones comerciales junto a sus socios de las naciones del Caricom, jugó un papel de gran trascendencia y de primer orden al finalizar el primer acuerdo de última generación en el orden de tratados de libre comercio como precisamente lo constituye el Acuerdo de Asociación Económica-Unión Europea-Cariforo. Esta plataforma comercial y de desarrollo de indudable importancia para fortalecer la capacidad competitiva se une al acuerdo de libre comercio firmado entre la República Dominicana, Estados Unidos y Centroamérica, y ambos son hasta ahora los puentes principales de la política comercial del país.

Nota: 

Este documento fue presentado en el foro Cambios Globales y Política Exterior Dominicana, realizado por el Consejo Dominicano de Relaciones Internacionales (cdri-Funglode), los días 6 y 7 de septiembre de 2011.


Leave a Comment

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Global es una publicación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo y su Editorial Funglode. Es una revista bimestral de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las reflexiones sociales y culturales, acorde con el pensamiento y la realidad actual, elevando de este modo la calidad del debate.

© 2023 Revista GLOBAL. Todos los derechos reservados. FUNGLODE.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00